SALUD: Dieta y perder peso

 Por más que odie las restricciones diarias de una dieta convencional, un nuevo estudio muestra que hacer ayuno un día y comer lo que quiera el siguiente quizá no sea un mejor modo de perder peso.

Tras un año, los investigadores encontraron que con cada tipo de dieta se perdía aproximadamente el mismo peso: los de la dieta con un ayuno en días alternos perdieron un 6 por ciento, y los que siguieron una dieta que limitaba las calorías un poco más del 5 por ciento.
“Pensábamos que a las personas del grupo del ayuno en días alternos les iría mejor. Permite a las personas hacer un descanso de su dieta cada dos días, así que pensábamos que el cumplimiento sería mejor”, explicó la autora principal del estudio, Krista Varady.
“Pero resulta que las personas con los dos tipos de dieta perdieron la misma cantidad de peso”, dijo Varady, profesora asociada de kinesiología y nutrición en la Universidad de Illinois, en Chicago.
“Las personas del grupo de ayuno en días alternos comían más de las 500 calorías indicadas el día que ayunaban, pero muchas menos de las calorías indicadas en el día en que podían comer sin restricciones. Esa es la razón por la que perdieron la misma cantidad de peso”, explicó.
Pero “las personas que se atuvieron a la dieta [de ayuno cada dos días] perdieron entre 20 y 50 libras [9 y 22.5 kg] en un año”, añadió Varady. “A algunas personas sí les funciona”.
En el estudio, el equipo de Varady asignó aleatoriamente a 100 personas obesas a una dieta de ayuno en días alternos, a una dieta convencional (una reducción del 25 por ciento de las calorías cada día) o a ninguna dieta (el grupo de “control”).
Las personas que seguían la dieta convencional fueron capaces de atenerse a sus objetivos de calorías mejor que las del grupo del ayuno en días alternos, encontraron los investigadores.
Las tasas de abandono lo confirmaron: el 38 por ciento de las personas del grupo del ayuno en días alternos abandonaron, y solo el 29 por ciento del grupo de la dieta convencional y el 26 por ciento de grupo de control tiraron la toalla.
Es difícil para las personas atenerse a tomar 500 calorías en un día, explicó Varady. “A algunas personas les va bien este tipo de dieta. Si alguien escogiera esta dieta por sí mismo, probablemente le iría mejor”, comentó.
La dieta de ayuno pareció ser segura, añadió. En los días de ayuno, se animó a las personas a comer muchas proteínas, porque las proteínas hacen que uno se sienta lleno, dijo.
En cuanto a la pérdida de peso, todas las calorías son iguales, pero no todas las calorías son saludables, dijo Varady. En los días en que las personas podían comer cualquier cosa, algunas comieron bolsas de papas fritas y aun así perdieron peso, indicó.
“Si reduce la ingesta de comida, se pierde peso, pero en cuanto a los beneficios para la salud, las personas deberían intentar comer menos alimentos procesados y más fruta y verdura”, dijo Varady.

jpm
Con la tecnología de Blogger.