SALUD: Infecciones de orina en el hombre

Generalmente las infecciones de orina se producen por bacterias  del intestino, que se transportan desde el área anal o perianal y llegan hasta la vejiga a través de la uretra (conducto por donde salen la orina y el semen). En los hombres las infecciones urinarias son menos frecuentes debido a la longitud de la uretra, razón por la cual se les hace más difícil a las bacterias ascender o llegar a la vejiga.

Por lo que acabamos de explicar es frecuente que ocurran más infecciones urinarias en las mujeres que en los hombres.
Sin embargo, en la infancia esto cambia, ya que vemos más infecciones en los niños que en las niñas, y la causa es por la fimosis en los niños, o sea, por el prepucio o tejido que cubre el pene, lo que hace más fácil que la bacteria llegue a la uretra y se produzca la infección en el niño. Cuando se llega a la etapa adulta, cambian las estadísticas, y aquí las infecciones son más frecuentes en las mujeres que en los hombres. De hecho, entre un  45 y un 55 %  de las mujeres entre los 20 y 60 años de edad van a tener alguna infección urinaria en esta etapa, y esto debido a diversas razones como son la longitud de la uretra, los embarazos, la actividad sexual, el uso de toallas sanitarias y los cambios hormonales.
En los varones en esta etapa de la vida las infecciones son menos frecuentes. Ya en la década de los 60 años en adelante, la tendencia a las infecciones se invierte de nuevo y son más frecuentes de nuevo en los hombres, como cuando éramos niños, y en esta etapa se debe  principalmente a los problemas prostáticos, porque a medida que la próstata crece dificulta el vaciamiento de la vejiga, por lo que hay mayor probabilidad de infecciones.
Para mejorar o disminuir la incidencia de infecciones de vías urinarias, tenemos varias recomendaciones:  
. Tomar más líquido, dependiendo del tipo de actividad física que realicemos, hace que orinemos con más frecuencia e impide que las bacterias lleguen a la vejiga. 
. No soportar el deseo de orinar.
Otras enfermedades que no se relacionan con la próstata y que pueden producir infecciones urinarias son: 
. Estrechez de la uretra
. Problemas neurológicos
. Las relaciones anales
. La diabetes
. Las piedras o cálculos de vías urinarias
Una infección de las vías urinarias  en un hombre siempre es una señal de alerta. Ante la duda visite a su urólogo.
Con la tecnología de Blogger.