BARAHONA: Familias no saben dónde las ubicarán tras el reinicio de la presa de Monte Grande

Santiago B. de la Cruz.-

Pasados más de 25 años de espera, en 30 meses la región Sur se podrá beneficiar de la obra más ambiciosa que construye el Gobierno en esa zona, la presa múltiple Monte Grande, la cual, a pesar de ser un proyecto de gran importancia para los residentes, mantiene “alarmadas” a las familias que serán desalojadas, porque no saben adónde serán llevadas. 

El anuncio del reinicio del proyecto lo hizo el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olgo Fernández, durante un recorrido por la presa de Monte Grande, en Barahona, donde dijo que la obra tendrá una inversión de US$249.8 millones, más la contrapartida del gobierno dominicano, y que cuando esté terminada generará 12,500 empleos directos.

“Esta obra no tendrá detención, ya que el gobierno dominicano hizo un avance de US$30 millones el viernes pasado. Todavía el financiamiento no ha comenzado a entrar por los trámites burocráticos”, explicó Fernández.

El director del INDRHI expresó que se realizó un censo y se determinó que serán movilizadas 370 familias que fueron consensuadas con diferentes autoridades, y que sus nuevas viviendas serán levantadas en los terrenos de Orégano Grande, cerca de Monte Grande, información que algunas familias que serán desalojadas dijeron desconocer.

Las empresas que tienen a su cargo la construcción de Monte Grande dijeron estar preparadas para seguir trabajando ante cualquier eventualidad y cuentan con los recursos.

Etapas de la obra
En la actualidad la presa de Monte Grande se encuentra en su segunda etapa, que inició en este mes.

Fernández explicó que la primera etapa fue concluida en 2015, que consistió en la rehabilitación de la presa de Sabana Yegua, la cual ya fue entregada.

El tercer componente es la construcción de los sistemas de riesgo, a la derecha para la provincia de Bahoruco e Independencia, para irrigar alrededor de 360,000 tareas.

El sistema de riesgo, a la izquierda, representa para la provincia de Barahona una influencia de cerca de 300,000 tareas, y otros territorios que están bajo riesgo precariamente que recibirán agua por gravedad.

El cuarto componente es la construcción de centro poblado donde serán alojadas las familias de Los Guiros, La Meceta, Monte Grande y otras comunidades aledañas que resulten afectadas por el lago de la presa de Monte Grande.

El director del INDRHI explicó que el quinto componente son las obras de mitigación de la cuenca baja, y todas las obras para salvaguardar la vida de los ciudadanos de Vicente Noble, Tamayo, Pescadería, Palo Alto y Jaquimeyes.

Preocupación de las familias
Wilfrido Florián, residente de toda la vida en Monte Grande, y quien será desalojado junto a su familia, expresó que el censo no le favorece, porque fue realizado hace siete años y en la actualidad todas las familias han crecido, y puso el ejemplo de la suya, que antes eran cuatro, y ahora son seis.

“En ese tiempo mi hijo mayor tenía nueve años y ahora tiene 15. En ese tiempo había adolescentes que hoy en día son padres de familia. Ahora hay nuevas casas, más familias y nuevas siembras”, manifiesta Florián.

Precisó que en ese tiempo ofrecieron que les darían viviendas y parcelas, pero nunca les dijeron el lugar, entonces “ahora dicen el lugar del terreno y nadie sabe dónde está eso”.

“La construcción de las viviendas es en la cuarta etapa, y se supone que deben sacar a las familias de primero, porque no podemos estar con todo ese polvo y esos vehículos pesados cruzando por el área por donde hay muchos niños”, manifestó el agricultor.

Sostuvo que por el polvo que hay en la actualidad, los niños que van a la escuela llegan sucios, “y si seguimos así iremos directamente a la morgue”.

PRESA REGULARÁ 350 MILLONES DE METROS CÚBICOS
Olgo Fernández dijo que cuando la presa de Monte Grande pase a regular 350 millones de metros cúbicos de agua, el Lago Enriquillo jamás recibirá volúmenes extraordinarios para seguir expandiéndose y ocupando territorios que las familias de esa región necesitan para trabajar.

Serán desalojados:
Marcia Méndez Encarnación, residente en Monte Grande, manifestó que su preocupación aumentó más cuando el director del INDRHI dijo que en la cuarta etapa es que construirán el proyecto donde ubicarán a las familias que serán desalojadas.

“Me preocupó bastante porque ya la presa nos está impactando. Hay mucho polvillo, y si seguimos así nos vamos a morir todos. Cuando él dice que las casas serán en la etapa cuatro, quiere decir que seremos los últimos en ponernos en nuestro lugar y eso no es justo”, expresó.

Recomendó al director del INDRHI revisar las etapas del proyecto, “porque nosotros no vamos a permitir trabajos aquí sin saber para dónde vamos ni las condiciones en las que vamos a estar”.

En tanto, Miguel Guzmán, quien es agricultor y tiene en riesgo su casa y el terreno donde trabaja agricultura, declaró que no tienen financiamiento para producir porque les dicen que se hará una obra y todo se perderá.

“Ya ellos han informado que la presa arrancó, pero a nosotros no nos han dicho cuánto se nos va a pagar por el terreno donde producimos, ni para dónde iremos con nuestra familia”, precisó.

Consideró, además, que el director del INDRHI dio una información falsa, porque dijo que hay 370 familias en las cuatro comunidades, y son al menos 450.

“Él tiene que actualizar esos datos, porque son más familias y ahora nosotros no sabemos lo que vamos a hacer”, agregó.
Con la tecnología de Blogger.