Abarrotan centros de vacunación contra la difteria

Largas filas, aglomeración, desorientación, descontento, angustia y temor de que en el país se propague el brote de difteria que afecta Haití fue el ambiente que se vivió esta mañana en centros de vacunación del Distrito Nacional que quedaron desbordados por la gran cantidad de personas que han acudido para protegerse contra la enfermedad.

Mientras que el director del Hospital Vinicio Calventi, doctor José Alfredo Español, descartó esta mañana que tuviera difteria una mujer de 20 años ingresada allí con síntomas parecidos a los de la enfermedad.
Sponsored
Iraquí gana gran lotería de EE.UU....¡desde Bagdad! Y los latinos quieren seguir sus pasos
En ese centro hospitalario del municipio Los Alcarrizos, de Santo Domingo, murió el domingo el niño haitiano de cuatro años que ingresó enfermo al país. El doctor Español dijo que, aunque no descarta que el infante padeciera la enfermedad, todavía no han llegado los resultados de la muestra del cultivo que lo confirmaría.
Se informó que esta mañana se habían agotado allí las dosis de la vacuna contra la difteria.
Desbordados
En el puesto del hospital Santo Socorro, del Ensanche La Fe, muchos manifestaron su descontento cuando se les informó a las 9:00 de la mañana que se había acabado la vacuna de adultos. Dijeron que estaban en fila desde antes de las 5:00 de la mañana.
En esa fila estaba Marcos César, un haitiano de 45 años, su esposa de la misma nacionalidad y su bebé de seis meses, que no ha recibido ni la primera dosis que corresponde a los dos meses de nacido. César, quien aseguró tiene más de 20 años en el país, dijo que ni siquiera recuerda si a él lo vacunaron cuando era niño.
En el Centro Sanitario de la Galván esquina Francia, en Gascue, estaba colmado de personas, muchas de las cuales no requerían la vacuna porque tienen su esquema de vacunación completo.
“Aquí hay un desorden, nadie le informa a uno lo que debe hacer. Si dieron la alarma de que había que vacunarse debieron habilitar más espacios y poner módulos de información”, se quejó esta mañana Elizabel Ruiz, quien llevó a sus hijas de cuatro y seis años al Centro Sanitario que estaba colmado de personas, a algunas se les veía caminar desorientadas con la tarjeta de vacunas en mano y otras procurando ser inmunizadas sin el documento porque se les había extraviado.
Aunque personal del centro, que no quiso identificarse, explicó que sí tienen un módulo para revisar las tarjetas de los ciudadanos y referirlos si es necesario a los módulos de vacuna para niños, embarazadas y envejecientes.
Sostuvo que los últimos días se ha multiplicado por 10 la cantidad de personas buscando allí el servicio.
UN APUNTE
Los que la necesitan

El Ministerio de Salud Pública indica en la resolución 967 que los niños requieren tres dosis de Penta antes del año y luego refuerzos a los 18 meses y cuatro años. Los migrantes dos dosis de DwPT con intervalos de 4-6 semanas para menores de siete años y dos dosis de DT-A a los mayores de esa edad. Los trabajadores de la salud deben recibir dos aplicaciones de DT-A. Las autoridades llamaron también a vacunar a los mayores de 55 años por su vulnerabilidad.
Con la tecnología de Blogger.