Las presas de la cárcel de Almería están deseando que Ana Julia vaya a la prisión de El Acebuche para meterle una paliza por matar a Gabriel


Ana Julia Quezada, la asesina confesa de Gabriel, será enviada a prisión este miércoles, con casi toda seguridad a la cárcel de El Acebuche, una de las más peligrosas de toda España.

La mujer dominicana, que confesó este martes el asesinato de Gabriel, está tratando de culpar al niño de ocho años para evitar la prisión permanente revisable. Con la versión que está dando Ana Julia Quezada, eludiría la acusación de asesinato. En caso de no haber sido planeado, podría considerarse como homicidio, recibiría una condena de entre 10 y 15 años o incluso existe la posibilidad de que sea considerado homicidio imprudente viéndose obligada a cumplir solamente una condena entre uno y cuatro años.
Publicidad
Mientras se Ana Julia pasa a disposición judicial, en la cárcel de Almería, repleta de familias gitanas, donde los niños son sagrados, muchas de las presas están deseando que sea enviada a El Acebuche para “vengarse personalmente” de la muerte de Gabriel.
Al igual que en toda España, en la cárcel de El Acebuche se ha seguido muy de cerca la muerte del niño de 8 años. Era el tema del día entre las presas del módulo de mujeres. Muchas de ellas, con televisión en sus propias celdas, seguían a diario todas las novedades relacionadas con su desaparición y finalmente, muerte.
Es por ello por lo que tras conocerse que Ana Julia es la responsable, muchas de las reclusas, con hijos fuera, quieren darle una “bienvenida especial”: “Muchas reclusas quieren vengarse y esperan poder encontrarse con Ana Julia en la cárcel”, reconoce un funcionario de la prisión.
El personal del centro penitenciario ya ha sido avisado ante la posibilidad de que Ana Julia Quezada ingrese hoy mismo en prisión. En un principio, se le pondrá en un módulo con presas de confianza e incluso se le daría una celda exclusivamente para ella con el fin de evitar que sea agredida.

Con la tecnología de Blogger.