Feliz Navidad

Feliz Navidad

Indagan las causas por las que joven murió golpeado por turba


  • Indagan las causas por las que joven murió golpeado por turba
José Dicén
Baní
Autoridades judiciales y policiales están a la espera de los resultados de la autopsia que se le practicó al joven que murió la madrugada del jueves, luego de ser atacado a palos y pedradas por una multitud, en una comunidad rural de esta localidad, al ser acusado de cometer varios “atracos”, según se informó.

Se indica que Miguel Antonio Arias, de 19 años, habría intentado, junto a dos acompañantes suyos, y a bordo de una motocicleta, despojar de su arma de servicio a un vigilante, que resguardaba la casa del alcalde de Baní, en Villa Sombrero, Nelson Camilo Landetoy.
En la refriega del asalto el vigilante le propinó dos disparos de escopeta. Se cuenta que una vez herido el supuesto atracador se dio aviso a los bomberos y a la policía, quienes llegaron a socorrer a Miguel Antonio, pero cuando lo tenían en la camilla para montarlo en la ambulancia, “una multitud fuera de control se lo arrebató a las unidades de socorro y primeros auxilios y le entraron a palos y pedradas” hasta dejarlo casi por muerto.
Próximo a las 10:00 de la noche del pasado miércoles, cuando ocurrió el suceso, las unidades de primeros auxilios y la policía local lograron sacar al herido finalmente y llevarlo al hospital Nuestra Señora de Regla, donde falleció en la madrugada del jueves, luego de haber recibido las atenciones de lugar.
Investigaciones
El médico forense Walter López, que intervino en el caso, explicó a LISTÍN DIARIO que se deben esperar los resultados de la autopsia que le practicó al cadáver el Instituto de Ciencias Forenses de Azua (INACIF), para establecer si la muerte de Miguel Antonio fue por las heridas que le causó la multitud, en una acción de linchamiento, o si fue debido a las heridas de los dos cartuchazos que le propinó el vigilante.
El joven Arias recibió dos heridas de profunda gravedad, explicó el doctor López; “porque él tiene traumas de los palos y pedradas, que de forma preliminar se pudiera inferir que no fueron traumas que le ocasionaron la muerte”.
Ahora bien, dijo que “él tiene heridas de dos cartuchazos; una en el brazo que le llevó la masa muscular, que le destruyó el sistema nerviosos del brazo, y otro en los glúteos”.
El tiro en el brazo, explica López, fue a distancia, pero el de los glúteos “fue a menos de un metro”, dijo.
Walter Valentín Aybar Ramírez, raso de la Policía Municipal, de 33 años, identificado en un informe policial como el guardián que vigilaba la casa del alcalde Landestoy, y está detenido en la cárcel pública de Baní, con relación al hecho.
Reacción de autoridades
Este  hecho, catalogado por la sociedad como un linchamiento, ha recibido el repudio de autoridades locales, que lo califican como un acto de barbarie, de una sociedad primitiva.
La alcaldesa de Villa Sombrero, Yanady Leiva, el lugar donde ocurrió el hecho, reveló que aunque la comunidad está sumamente incomoda por la cantidad de atracos que se suceden aquí a diario, ese es un acto repudiable que ella no apoya.
En esos mismos términos se expresaron tanto el médico forense Walter López, como la presidente del Consejo de Regidores del Ayuntamiento de Baní, Lucila Araujo, quienes indicaron que es la autoridad policial que debe tomar el control de los delincuentes y ponerlos a disposición de la justicia, “que es quien debe actuar en estos casos para aplicar la ley”.
También se refirió sobre este suceso el magistrado Procurador Fiscal de Peravia, Ramón Constantino Beltré, quien calificó el hecho como inaceptable, pues aunque la falta de respuesta rápida a veces, por parte de la justicia, lleva a una comunidad desesperarse, dijo, esta no debe tomarse la justicia en sus propias manos. 
Impotencia
La alcaldesa Leiva indicó también, que la comunidad de Villa Sombrero se siente impotente y en un estado de indefensión, ante la cantidad de atracos que ocurren a diario en su comunidad, los que atribuye a la falta de agentes policiales que tiene el cuartel local, en cual indica, “solo hay un policía de servicio cada día, que cuando la gente llama para reportar un atraco nunca van porque solo hay un policía y no lo puede dejar el cuartel solo”.

ListinDiario
Con la tecnología de Blogger.