Feliz Navidad

Feliz Navidad

Estafaron a los estudiantes del Centro "UASD" Barahona en viaje Isla Saona, recibieron muy mal servicio y atenciones.

 Por Andrés Cepeda
El domingo 4 de noviembre  Estuve con mis estudiantes de la materia
 Geografía  de la isla, del Centro Regional de Barahona, UASD; en la isla Saona, desarrollando muestra practica de campo.

Después de ver varias cotizaciones tome una que  mi hija, licenciada en Hotelería y Turismo, me recomendó.

Recibí imágenes, videos del Bufet,   del yate o los yates, del catamarán, del espacio donde comeríamos y donde tendríamos un carácter de exclusividad. Todo al parecer marcaría a la perfección.

Después de 6 horas de camino empezó el periplo: 1. Cuando llegamos a la playa para embarcar no encontramos con cientos de personas y con la noticia de que no se sabía que lanchas nos transportarían. Tuve que andar casi 15 minutos atrás de un tal Víctor para un primer grupo salpara,  Luego la ansiedad: Que hay que esperar que regrese la lancha que se llevó  el primer grupo. Coño, le dije a Víctor,  pero por qué? Si ustedes desde el miércoles tenían la información de cuanto éramos. Entonces apareció una lancha prestada.

Llegamos a la Saona, ¡a comer! La felicidad duro poco. En mi vida había visto  una comida tan mala como la que nos dieron, pero lo peor no fue eso sino varias decenas de personas se quedaron sin comer porque se agotó. A los últimos nos tocó espaguetis con arroz en trozos. Evidentemente, nadie comería esa basura. Disfrutaron  los perros  a los que les llevaron los  paquetes de carnes. Pero además,  en las fotos que nos enviaron el área de comida había sillas y mesas; en el área que estábamos eran bancos.
Y para colmo de los colmos, al final me vienen a cobrar 28,750.00 por concepto de pago de impuesto.

Esto no tiene madre, le dije. No le basta con estafarme con la comida. También quieren robarme casi 29 mil  pesos. Como usted quiere que le pague algo de lo cual usted nunca me habló.
Esto se ha convertido en una práctica digo estafa en el país.
Pero el chiste de los chiste es que la dueña nunca dio la cara. Todas mis conversaciones fueron con un empleado.

En la Saona le dije no te pago hasta tanto no aparezca la dueña. No apareció, Prácticas fraudulentas,  ocultar información mal intencionadamente, engaños le hacen mucho daño al turismo interno. Yo en mi vida contrataría a esa empresa y le haré una campaña para que nadie pase lo que pasamos.

Y el chiste último: Usan un recurso de nosotros para lucrarse, para engañar ante la mirada e indiferencia de las autoridades de turismo.
Estamos matando la gallina  de los huevos de oro.
Mis disculpas colegas.

Si alguien va a la Saona contactarme  para que no termine como la doñita que estaba a mi lado: CON LA BOCA PELADA de tanto comer piña. No pudo comer otra "cosa.

Con la tecnología de Blogger.