Aaron Campbell, un joven de 16 años, ha sido declarado culpable por raptar a una niña de seis años, violarla y asesinarla después



Tal y como ha podido comprobar el diario Mirror, Aaron Campbell, un joven de 16 años ha
acabado con la vida de una menor de seis años tras secuestrarla de su domicilio y violarla en reiteradas ocasiones. La víctima se llamaba Alesha, y fue raptada cuando descansaba en su dormitorio por Aaron, la niña pasaba unos días con su padre y sus abuelos en la isla escocesa de Bute en julio del año pasado.

El individuo propició a la niña, según el informe forense, lesiones "catastróficas", antes de tirar su cuerpo en el bosque de la isla. Alesha fue hallada en una posición boca abajo y desnuda. Según el tribunal escuchó, la menor poseía más de 117 heridas separadas.

Lord Matthews, el juez a cargo del caso, afirmó que se trataba de uno de los "crímenes más malvados" que el Tribunal Superior de Glasgow había presenciado en su historia. Durante su juicio de nueve días por el asesinato de Alesha, el adolescente no pudo ser identificado por razones legales porque es menor de 18 años. Sin embargo, tras levantar la orden de la corte judicial solicitada por diversos medios de comunicación el juez ha validado identificar al sujeto públicamente.

De hecho, el juez expresaba su opinión, discreta en muchas ocasiones para afirmar la "repulsión" que le causaba el suceso. Asimismo afirmaba tener la intención de "conceder la solicitud para que así la prensa pudiese nombrar y publicar imágenes del sujeto", ha asegurado el juez Matthews.

Su madre alega que 'no era un niño violento'
Con la tecnología de Blogger.