El tratado RD- Haití de 1929

El tratado RD- Haití de 1929
El 21 de enero de 1929, la República Dominicana y Haití, suscribieron un Tratado de Fronteras en virtud del cual fijaron los límites fronterizos entre las dos países.
El Presidente de turno, Horacio Vásquez consideró la firma del Tratado como un paso histórico para la solución de un problema que mantenía en peligro la estabilidad de la paz de la República, por lo difícil que era llegar a un acuerdo definitivo sobre los límites físicos de los dos países que comparten la isla de Santo Domingo.

Los problemas fronterizos entre República Dominicana y Haití, se remontan al Tratado de Aranjuez, firmado el 3 de junio de 1777, por Francia y España, que implicaba un reconocimiento jurídico de la ocupación paulatina de la parte Este de la isla de Santo Domingo por parte de los franceses.

El artículo cinco de la Constitución dominicana establece que los límites fronterizos están fijados por ese tratado y su protocolo de revisión. Gobernaba Haití el presidente Louis Bornó, mientras que República Dominicana era gobernada por Horacio Vásquez, cuando los plenipotenciarios de ambos países llegaron a un feliz entendimiento. En 1936, bajo el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, en República Dominicana, y Stenio Vincent, en Haití, fue cuando se logró firmar el protocolo de revisión del Tratado.

El tratado, que sólo se refiere al tema de la delimitación fronteriza, consta de 19 artículos, y es la legislación insular más importante de la historia entre los dos países, pues pone fin a un tema de grandes controversias.

Abarcaba aspectos jurídicos, ya que la Constitución dominicana hasta que fue modificada el 19 de enero de ese mismo año establecía en su Art.3 in fine que “sus límites, que comprenden todo lo que antes se llamaba Parte Española de las Isla de Santo Domingo y sus Islas adyacentes, son, por tanto, los mismos que, en virtud del Tratado de Aranjuez de 1777, la dividían en 1793 de la Parte Francesa por el lado de Occidente, y no podrán sufrir otras modificaciones, si no las autorizadas legalmente y que puedan derivarse del plebiscito del 1 y 2 de junio de 1895”.

La modificación del Art.3 de la Constitución de la República en 1929 permitió la firma del Tratado de Límites, pero como disposición transitoria al final del mismo estableció “y después de haber sido trazada sobre el terreno la frontera definitiva que separe el territorio de la República del territorio de la República de Haití, quedaran abrogados los acápites 2º. y 3º. del citado articulo 3º., el cual solo dirá en lo sucesivo: “El territorio de la República, incluso el de las islas adyacentes, es y será inalienable”.”

Para trazar sobre el terreno la frontera definitiva fue organizada una Comisión compuesta por seis miembros, tres por cada República. La Sección dominicana de la Comisión Delimitadora de Fronteras fue integrada por el licenciado Manuel A. Peña Batlle, quien la presidio y los ingenieros Manuel S. Gautier y Miguel A. Cocco, como miembros. La Sección haitiana por el ingeniero Louis Roy, el licenciado Edme Th. Manigat y el ingeniero L. Gentil Tippenhauer, miembros.

En el curso de los trabajos sobre el terreno, los cuales fueron suspendidos en diciembre de 1930, se presentaron cinco dificultades de interpretación de lo enunciado en el Art. 1. del Tratado de Limites firmado en 1929 que no pudieron ser resueltas por la Comisión.

En la foto, los presidentes Horacio Vásquez ( acompañado de su esposa Trina de Moya) y Louis Bornó, saliendo del Palacio Presidencial en la ciudad de Puerto Príncipe, Haití, luego de firmar el tratado.
Con la tecnología de Blogger.