Breve panorama de comunidades del Municipio de Tamayo.

Vuelta Grande es uno de los pocos pueblos del país que no cuenta con energía eléctrica, casas no aptas para humanos, no tiene agua potable, desde el proyecto agrícola José Francisco Peña Gomez hasta el poblado la carretera no sirve.


Hondura, no tiene agua potable, hace 18 años iniciaron la construcción de una escuela y los trabajos hace mucho que están paralizados, pese a haber un terreno disponible, no se construye un play, no hay centro medico, el cementerio esta lleno de malezas y sin protección; por lo tanto no es digno para sepultar cadáveres, hace falta un parque, aceras y contenes.
Arroyo Seco no tiene agua potable, muchas de las casas están destartaladas porque sus habitantes no pueden darle mantenimiento, en la noche la oscuridad es dominante, pues hace falta bombillas en las calles, también aceras y contenes.


Barranca también es casi a oscuras por falta de bombillas, desde hace mas de 10 años no tiene agua potable, no tiene centro medico y carece de aceras, contenes y un parque de recreación, el cementerio no es digno.
Como pueden ver, los problemas ahí son comunes y esos pueblos se han convertido en lugares casi imposible de vivir.
Ante estas vicisitudes cabe preguntarse.
Porque no elaborar un plan de lucha conjunto que contemple: visitas a las autoridades, concentraciones y cualquier método cívico y pacifico para lograr las obras que se necesitan en esos pueblos?
Comunicamos por este medio a los habitantes de: Vuelta Grande, Hondura, Arroyo Seco y Barranca; que estamos en disposición de acompañarles para obligar al gobierno a cumplir con su deber.
Por Obispo Figuereo.-

Con la tecnología de Blogger.