Reinaldo ordena retiro militares del Congreso luego de nueve días


Militarización provocó que la sesión de Cámara de Diputados se suspendiera
por cuarta ocasión

El presidente del Senado anunció ayer que ordenó el retiro de los militares y policías de las inmediaciones del Congreso Nacional, luego de una semana de tensiones que provocó la paralización de la Cámara de Diputados.

Reinaldo Pared Pérez dijo que en conversaciones que sostuvo la semana pasada, junto al presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho, con el ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, y el director de la Policía, Ney Aldrin Bautista, acordaron mutuamente proceder al retiro de manera gradual y de las inmediaciones del Congreso y aseguró que a lo interno no hubo militares.

“No es verdad que la ha habido a lo interno de este edificio, como se ha señalado por otros predios políticos partidarios. De acuerdo a los informes suministrados por ellos tomamos esa medida. Aun debo decir, que el director de la Policía me informó que tenían preparados 12 cabezotes que venían para acá. Se retiraron felizmente”, dijo al finalizar la sesión del Senado.

Al ser cuestionado sobre por qué no se le dio seguimiento a las personas que iban a tomar el Congreso, Pared Pérez respondió” “Yo no dirijo la seguridad del Estado dominicano”.

El senador consideró que las medidas no provocaron tensión. “Yo no creo que hubiera tensión. El Senado no ha dejado de trabajar. Eso no se destaca. El Senado ha seguido trabajando ordinariamente”.

Pared Pérez había ordenado el 24 del mes pasado la militarización del congreso ante la denuncia de Paulino Sem y Bautista de que el un grupo “iba a ser tomado” el Congreso. También aseguró la semana pasada que había tomado esa decisión “de forma responsable”.

“Cumplí de manera responsable con ese deber, porque ¿qué hubiera sido de mí y de Camacho si a sabiendas del suministro de esas informaciones de esos funcionarios no hubiéramos tomado medidas y se produce la ocupación”, manifestó entonces.

Suspenden sesión por cuarta ocasión

Por segunda semana consecutiva la sesión en la Cámara de Diputados fue suspendida por la abstención de los diputados del Partido Revolucionario Moderno y los que responden al expresidente Leonel Fernández.

La sesión de ayer, que se extendió por más de tres horas, fue una “lucha de resistencia” entre el presidente de la Cámara, Radhamés Camacho y los legisladores opuestos a una eventual reforma constitucional. Trece proyectos fueron sometidos y la misma cantidad “quedó sobre la mesa” al no contar con los votos necesarios, pese a que había quórum en la reunión.

En una “estrategia de inteligencia”, Camacho ordenó la lectura del informe del proyecto de ley de Servicios Funerarios, que dispone la asistencia y protección del Estado para la repatriación de cadáveres de dominicanos en el exterior, del leonelista Marcos Cross. Esta iniciativa es la insignia del legislador de Ultramar, que lleva siete años esperando su aprobación.

#PrensaActivaRD #QuintoPoder #TamborilActivo #PrensaDigital #ComunicaciónDigital #RepublicaDigital #RepublicaDominicana #Prensa #Press #Noticias #News www.PrensaActivaRD.com
Con la tecnología de Blogger.