Apresan en Barahona dos hermanos que eran buscados en El Seibo por un supuesto robo millonario


 BARAHONA,:  Dos hombres que eran buscados  por supuestamente haber cometido un robo millonario  en  El Seibo, fueron encontrados  ayer miércoles en la tarde por agentes policiales en ropa interior, amarrados y amordazados en unos matorrales, próximo a la playa Saladilla, en el tramo carretero que conduce desde esta ciudad hacia la zona costera, informó la Dirección Regional Sur de la Policía.

La  trata de los hermanos Frederix Estarling Zorrilla Mercedes y Nardo Gabriel Zorilla Beras, de 20 y 21 años, respectivamente, con residencia en la calle Colombia 07, del sector Las Quinientas del municipio de El Seibo, quienes eran perseguidos mediante orden judicial, número 00421-2019 por el supuesto robo millonario en perjuicio de los nombrados Fermín Alfredo Zorrilla y Daisy Paulino.

Según la institución del orden, en el área donde los dos hermanos fueron hallados fue ocupada la yipeta, marca Kia Sorento, color blanco, placa de exhibición, número X423086 y dos moto cletas, marcas Súper Gato, color negro, chasis números LRPRPLB05KA201271 y LRPRPLB00KA201274, propiedad de los detenidos.

Al ser cuestionados verbalmente los dos hermanos, según el parte policial,  manifestaron que se trasladaron desde El Seibo a Barahona, con la finalidad de hacer negocios de compra y venta de sustancias controladas (drogas), con un tal Popeye, prófugo, por lo que se hospedaron el día 3 del presente mes en un hotel, ubicado en el barrio La Playa de esta ciudad.

Señalaron que la primera compra de droga la realizó Popeye, quién les dijo que iba a venderla para cada semana entregarles RD$10,000.00 (diez mil pesos), pero que este no le entregó ni un centavo y solo los entretenía con mentiras.

De acuerdo a la institución del orden, los detenidos dijeron que Popeye se mantuvo entreteniéndolos hasta que a las 3:15 de la tarde de este miércoles, a la habitación del hotel donde estaban se presentaron seis hombres que dijeron ser miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), portando armas de fuego y uniformados, quienes los raptaron y se los llevaron del lugar.

Manifestaron que luego  los desconocidos que se desplazaban en una camioneta Nissan, color gris, de doble cabina y un carro Hyundai Sonata, negro, sin placa, los despojaron de todos sus documentos personales, una pistola, marca Glock, calibre 9 milímetros y la suma de aproximadamente seiscientos mil pesos (RD$600.000.00) pesos en efectivo.

Dice la policìa que los dos hermanos siguen bajo interrogatorios, mientras que miembros del DICRIM activan la búsqueda del tal Popeye, para su localización y captura.
Con la tecnología de Blogger.