La mujer en el sistema de política partidaria de República Dominicana.

Estamos viendo muchas opiniones y encuestas entre la Dra. Margarita Cedeño y la Dra. Raquel Peña en cuanto a quién reúne mejor perfil para ser Vice-Presidenta de la República Dominicana. 

Sabemos que siempre existe la rivalidad entre partidos políticos; las ideas compartidas en este artículo, pretenden llamar la atención sobre algo que no comparto, que sigamos viviendo de etiquetas y de estigmas sociales en contra de la mujer dominicana. 

Si una se ve mejor que la otra, cómo lleva el peinado, etc, etc. Basta ya! Es más importante la capacidad que tiene una mujer; y más aun la mujer per se, independientemente del partido al cual ella pertenezca o aspire, el conocimiento, la educación, el respeto, el valor de una mujer no se mide por los parámetros del partido al cual ella pertenezca. 

En la realidad política dominicana, hoy, se ve una confluencia partidista y familiar en las altas estructuras de los partidos políticos y de sus aspirantes. La política, está tocando el órgano familiar, ya la mujer no está condicionada a votar por el partido de su esposo. Esta nueva tendencia ha generado diferentes problemáticas. 

Hablar en contra de la mujer de un Aliado de su partido no hace mejor a un candidato; por el contrario, lo hace menos persona y sobre todo lo hace menos capaz y menos conocedor al tratar de discernir entre los adjetivos positivos que tiene una mujer por el fanatismos político en el que incurren cada vez, ensuciando así su calidad de hombre. 

Nuestro país está pasando por un momento histórico y no cabe duda que la mujer ocupa un lugar preponderante, en la política dominicana. Quienes no reconocen ese espacio ganado por el género, ni quieren hacer partícipe a la mujer en esa estructura; es porque se centran en la superficialidad, en cómo nos vemos por fuera; pero nada en lo que llevamos por dentro, y la mujer dominicana dejó, ya de ser un adorno de caravana como se solía ver en aquel obsoleto sistema político. 

Respetemos la mujer, también ella es libre de decidir, elegir y ser elegida. 

Por: Lic. Nicol Sánchez Abogada egresada de la Escuela de Derecho de la Universidad Católica Tecnólogica de Barahona, UCATEBA.
Con la tecnología de Blogger.