OPINIÓN: Ministro de Salud dispara lejos del blanco.



Prof. Endris Báez.

Al escuchar este jueves las palabras del ministro de Salud Pública recordé la manida estrategia de algunos grupos que ante un escenario de enfrentamiento colocan delante a aquellos sujetos que por alguna razón no deben ser atacados furiosamente. Lo digo, porque al parecer el gobierno usó al ministro como un títere para que la emprendiera contra Luis Abinader y todas aquellas voces que han hecho interesantes propuestas para combatir la actual pandemia que nos azota.
La idea, cobarde por demás, ha sido poner en boca del ministro un discurso político contra un candidato opositor, a sabiendas de que nadie con dos dedos de frente se atrevería a iniciar un debate con él. Es que es claro, no es prudente enfrentar al hombre que está peleando junto a su equipo contra el mal que nos tiene acorralados. Es por eso que lo mandaron a decirle a Luis que ni las ayudas sociales, ni las pruebas rápidas, ni los espacios para aislamientos se han facilitado porque él las propuso. El ministro, que ya está acostumbrado a hablarle horrible a los periodistas que no se la pichan complacientemente, esta vez se pasó: quiso enmendarle la plana al líder (según las encuestas) de más de la mitad de los dominicanos. El ministro actuó como un mero vocero de campaña, en un momento en el que tiene que explicar por qué tenemos la tasa más alta de letalidad del COVI-19, por qué tenemos tan pocas pruebas, por qué el personal médico trabaja desprotegido, entre muchas otras interrogantes.
Señor ministro, señores del gobierno, apunten mejor. El enemigo no es Luis Abinader, no es Waldo Ariel, no son las sociedades médicas, ni ningún líder opositor que quiera hacer contribuciones.
El enemigo es el coronavirus, vamos todos contra él. Acepten opiniones y recomendaciones, errar es de humanos.
Preciso es en esta Semana Santa que las autoridades gubernamentales recuerden y practiquen la humildad a las que nos invitó Jesús, cuando dijo: *Aprended de mí que soy manso y humilde.*
Con la tecnología de Blogger.