El costo de la honestidad en una sociedad en estado de descomposición


Por Ulises Guevara

Desde décadas venimos viendo el deterioro de la sociedad dominicana en lo que respecta a cierto nivel de decencia, moral y decoro, si nos remontamos a la década de los 80 nos damos cuenta que para la misma el Dr. Balaguer expresó lo siguiente: “los jóvenes de hoy han nacido en medio de una sociedad más viciosa y más llena de deformaciones morales que aquella que vivieron nuestros padres”, tal expresión se puede leer en su libro De Vuelta al Capitolio. 

Partiendo de esa expresión y lo que nos ha tocado ver, podemos coincidir con lo expresado por el Dr. Balaguer de que la sociedad dominicana ha venido hace mucho en estado de descomposición, esto ha dado lugar a mucho enriquecimiento ilícito y que una gran parte de la población quiera tener dinero sin importar de donde venga y sin medir consecuencias, aunque en este tipo de sociedad también se va de paro el régimen de consecuencia.

La regla en toda sociedad es y tiene que ser la honestidad, lo contrario es la excepción, sin embargo, en nuestra sociedad parece que es lo contrario, ser deshonesto es la regla y ser honesto es la excepción, te digo esto porque la propia ciudadanía suele felicitar al que hace las cosas bien o cumple con la ley como si esto no fuera su deber pero, es que hay que entender a esa ciudadanía porque ha visto tanta diablura que lo bueno le causa extrañez y asombro.

En una sociedad originalmente pobre y que 20 o 30 años atrás pocas personas  hablaban de millones, hoy es el pan de cada día y que nadie me diga que es por la devaluación del peso dominicano porque también te hablan de millones de dólares, y no solo te hablan, lo tienen, y yo me pregunto ¿de qué forma puede una persona que haya nacido en un lugar humilde y que llegue a ser un servidor público declarar tantos divinos millones con un sueldo? no hay forma de acumular tanto dinero si usted no está haciendo algo ilícito.

El precio del honesto es el siguiente: te dicen loco porque no supiste o has sabido aprovechar la oportunidad en el cargo, te llaman tonto porque muchos tienen y tú no te has buscado lo tuyo, pero lo más grande es que se forman grupos mafiosos y entonces tú eres un obstáculo para esos grupos, lo primero que hacen es que comienzan a descalificarte y ponerte a ti lo que ellos hacen como una forma para decir “aquí somos todos iguales”. 

Cuando eso no funciona tu vida y la de los tuyos corre peligro porque su objetivo es desmoralizarte para que de esta forma entre a su juego perverso o te calles.

Se puede ser servidor público y dar lo mejor sin tener que corromperte, tenemos que ir creando conciencia de que no se va a un puesto público a hacerse rico o a hacer maldad, se va a servir, tengo que decir que en 1963 cuando el golpe de Estado al profesor Juan Bosch sus enemigos que lo perseguían; que no solo era una persecución personal, también se perseguía sus bienes, pero tremenda sorpresa, Juan Bosch en su cuenta de banco solo tenía ciento cuatro pesos y sus ajuares más del setenta por ciento eran comprado a crédito en La Curacao, este murió siendo millonario en dignidad.

Con la tecnología de Blogger.