OPINIÓN: «PLD», con enorme hemorragia interna podría llevarlo a un estado agónico.





A raíz de la de la división interna y la derrota sufrida en las pasadas elecciones municipales, congresuales y presidenciales realizadas en este año.El Partido de la Liberación Dominicana(PLD),está viviendo una de sus peores crisis interna de su historia.

El partido morado pasó de "tenerlo todo a tener prácticamente nada".

La salida de este partido de uno de los más importantes líderes de dicha organización política.El cual fuera tres veces presidente de la republica el doctor Leonel Fernández,significó un elemento muy relevante para que el partido de la estrella amarilla perdiera un número importante de senadores,diputados,
alcaldes,regidores y hasta la presidencia de la republica.

El partido fundado por el profesor Juan Bosch,perdió las fuerzas predominantes que con arrogancia y prepotencia utilizaba en el congreso nacional para aplastar sus opositores en la imposición de aprobación de proyectos en beneficio propio. El mismo pasó de tener las dos terceras partes en el senado con 27 senadores,hacer la minoría con tan sólo 3 legisladores.
En la cámara de diputados también pierde las fuerzas dominantes que exhibían con 106 diputados y quedar con tan solo 76 escaños.
En cuanto a los municipios también perdió terreno cuando de 106 Ayuntamiento ganado en las elecciones del 2016, disminuyó su matrícula en 66 alcaldes ganados en este año.

En el nivel presidencial sufrió una disminución considerable cuando en las elecciones del 2016 como partido logra un 50.19% mientras en las elecciones de este año apenas llega a un 32.97% de preferencias electoral lo cuál les impidió ganar las elecciones en este nivel.

Al parecer este declive y desplome del PLD en la aceptación popular está generando al interno de esta organización política una estampida de sus dirigentes hacía los diferentes partidos.

En los últimos días un número importante de dirigentes y miembros de este partido presentaron renuncia a su militancia para formar fila en otras organizaciones.

De continuar esta situación de salida de los dirigentes y miembros del partido de la estrella amarilla hacía otras organizaciones políticas podría llevar dicho partido a un estado agónico que lo colocaría en la misma posición del Partido Revolucionario Dominicano(PRD). Por lo que podríamos decir que el partido morado se está tomando un frasco de su propia medicina.

Por lo visto aquí se puede cumplir el refrán popular: "No hay mal que duré mil años y mucho menos cuerpo que lo resista".



Por Licdo. Roger P. Confidente Vargas.

Con la tecnología de Blogger.