La víctima es Joquely Peña (Ándito), de 30 años, que según el parte médico recibió un disparo en cabeza con entrada y salida, ocasionándole la muerte en el acto. El cadáver fue llevado y depositado en la morgue del hospital Dr. Elio Fiallo, de aquí.

Recibió un disparo de pistola marca Glock, calibre 9 milímetros, disparado por Román Heredia Pérez (Mello), Supuestamente de forma accidental.

Según trascendió el hecho se produjo cuando Heredia Pérez, manipulaba La pistola y se le escapó el disparo moral accidentalmente haciendo blanco en la cabeza del occiso. El homicida está detenido para fines de investigación.

En el sector del hecho comenzaron a circular versiones de que ambos le gustaba «relajar», lo que pudo provocar el disparo accidental, pero esa versión no ha sido confirmada, hasta tanto se pronuncie al respeto el Ministerio Público, PN y el Dicrim investiguen las razones. Tomado de El Faro del Sur