Presidente Abinader dice país no puede abocarse a una reforma fiscal.



Santo Domingo.- Frente a las alzas  en los productos de la canasta básica y de otras áreas, el presidente Luis Abinader encabezó este lunes una mesa de trabajo, junto a empresarios y miembros del sector social, sindical y de su gabinete, que tiene como propósito fundamental lograr un gran acuerdo nacional para mitigar los efectos en la economía que se ve golpeada de manera transitoria por la crisis internacional de precios.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en el Palacio Nacional, el jefe de Estado reconoció que el país está viviendo  momentos convulsos en su economía, y allí aseguró que necesariamente tiene que producirse un reajuste en los salarios de los trabajadores, que reflejen los niveles de  inflación actual y las alzas en los artículos de primera necesidad

En la actividad, el Gobierno hizo un balance de las medidas adoptadas hasta ahora para mitigar las alzas,  como el subsidio a los combustibles, que la pasada semana, representó  alrededor de 300 millones de pesos para  Estado.

El mandatario reiteró que, en este momento, el país no puede abocarse a una reforma fiscal, tras manifestar que al Gobierno le han tocado todas las crisis.

A pesar de la crisis, el gobernante aseguró que la pobreza se ha incrementado sólo en un 2 por ciento, y estimó que para finales de este año, la cifra habrá disminuido.

Con la tecnología de Blogger.